• Narrow screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Auto width resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
  • default color
  • red color
  • green color
La gallina de los huevos azules PDF Imprimir E-mail
Domingo, 05 de Noviembre de 2006 07:17

En la Quinta Feria  Agropecuaria y Forestal realizada en Cañete el año 2004, José Manuel Rebolledo presentó un proyecto, que denominó Ruca Achawal, (casa de gallinas en mapudungun), criadero que está dedicado exclusivamente a conservar una gallina que los mapuches desarrollaron con características únicas y que es conocida como la gallina araucana, compuesta de dos especies: la Ketro y la Kollonka y que tienen la particularidad de poner huevos azules.

Producto del impacto de la cultura dominante sobre el pueblo mapuche, la gallina araucana ha ido desapareciendo paulatinamente.

PROYECTO

 

Dentro de este contexto nació el proyecto Ruka Achawal, una iniciativa privada que busca recuperar y purificar genéticamente las especies Kollonka y Ketro; poniendo énfasis en el valor cultural, religioso y productivo que implica la crianza de esta aves.
De esta manera pretende ser una contribución al rescate, conservación y continuidad de las prácticas tradicionales mapuches. Para José Manuel Rebolledo: "el que hoy se use la gallina europea como ofrenda en los nguillatun es como haber cambiado el muday por la Coca Cola".
La gallina araucana es la única gallinácea en el mundo que pone el huevo de color celeste o verde. Si bien existen faisanes y otras aves que ponen un huevo similar, la araucana es la única gallinácea que tiene esta característica.
Esta característica no tiene nada que ver con que el huevo tenga más o menos colesterol. De hecho, su sabor es muy parecido a un huevo de campo, debido a la alimentación natural del ave. La intensidad del color celeste o verde va a depender de la intensidad de postura del pollo. Si pone todos los días, los huevos van a tener un color más tenue. Si pone cada dos o cuatro días el color del huevo será más intenso.
Desde tiempos ancestrales, esta gallinácea única en el mundo fue considerada como ofrenda en los rituales mapuche, ya sea en Nguillatun o en Llellipun, utilizándola como un sacrificio con un hondo significado. Las comunidades se desprendían de lo material para entregarlo a la divinidad. Por esta razón, esta ave que criaron los mapuche es considerada como un elemento más de su cultura. Más allá de proveer de proteínas y carne a las familias, también tenía un sentido simbólico ligado a la relación cultural y religiosa de las comunidades mapuche.
Hoy la gallina mapuche que pone huevos azules y que forma parte del patrimonio nativo del país será la protagonista de un proyecto piloto de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura, que seleccionará los mejores ejemplares de la especie, los hará pastorear sobre praderas con hierbas medicinales y comercializará sus huevos como exclusividad alimentaria, con el sello de baluarte del movimiento internacional Slow Food, por estar anclados en la tradición y las costumbres del saber local de campesinos e indígenas del Sur de Chile.
Estos particulares huevos azules no se han detectado en otras partes del mundo. Tampoco hay estudios concretos sobre su origen entre investigadores o universidades.


(Archivo Huellas Digitales y otras fuentes Internet)