• Narrow screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Auto width resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
  • default color
  • red color
  • green color
Se abre debate por posible veda a la extracción del piñón PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 07 de Junio de 2017 21:16
La Araucaria araucana es Monumento Natural en Chile desde 1976 dado que, según el decreto de ley, "constituye uno de los acervos naturales más valiosos del patrimonio nacional, tanto en lo científico como en lo histórico y cultural y simboliza, además, las más auténticas y nobles tradiciones del pueblo mapuche y de la nacionalidad chilena en general".
Es por esta razón que el milenario árbol está protegido contra la tala ilegal, explotación de su semilla, los piñones, que son el principal alimento del pueblo pehuenche, y de los incendios forestales. Sin embargo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la incluyó en su Lista Roja de Especies Amenazadas dentro de la categoría "en peligro de extinción".

Y raíz de eso, en la Región de La Araucanía -donde está más del 70% de su superficie- se ha generado una polémica entre la Conaf, ingenieros forestales y un académico de la Universidad de La Frontera ya que éste último lucha desde el año pasado para la conservación del pehuén (en mapudungún). El requerimiento Rubén Carrillo es quien lidera esta cruzada: "Lo que nosotros hicimos fue notificar a la Seremi del Medio Ambiente de que íbamos a reunir los antecedentes para participar del proceso que llama el Ministerio para desclasificar especies animales y vegetales desde el punto de vista de su conservación, y de que haríamos una serie de actividades, de hecho tenemos un proyecto de investigación", explicó el académico a Emol. "Nosotros fundamentamos eso porque había una serie de factores que estaban operando y que iban en desmedro de la araucaria y de los ecosistemas vegetales boscosos de la araucaria", comenta. Entre ellos, detalla que está la tala ilegal (pese a ser monumento natural); que no ha habido un programa de restauración luego de los incendios en Malleco (2002) y en la Reserva Forestal China Muerta (2015) que destruyeron 20.000 y 6.600 hectáreas, respectivamente; la extracción excesiva del piñón a niveles industriales para su comercialización; y la prolongación de las sequías por el cambio climático.

"El requerimiento es que el Estado se tiene que comprometer a restaurar los ecosistemas porque no se ha hecho nada en esa superficie. Cada vez la distribución de araucarias están en franco retroceso entonces hay que tratar de revertir eso o al menos que no sea tan brusco o rápido", dice. "Nosotros propusimos una veda. La veda es un término que se aplica a los recursos marinos para que la gente entienda que no sea una prohibición permanente, pero nosotros dejamos claro que esa propuesta tendría que ir acompañado a la excepción del pueblo mapuche-pehuenche", añade. No obstante, el tema de la veda no la incluyeron en la petición. "Lo que sí sugerimos es resguardar y colocar ojo con la extracción de la semilla", afirma Carrillo. "Nosotros creemos fehacientemente que la araucaria debe ser clasificada en peligro de extinción y creemos que sí está y que si no se resguarda ahora, después en el futuro va a ser muy difícil", agrega. La contraparte "Hay comunidades de científicos en nuestro país y hay gente también que se ha dedicado al tema de la araucaria. Nosotros que tenemos alrededor de 76 mil hectáreas de araucarias tenemos vínculo con distintos académicos y gente de otros países que las han estado investigando y no nos habíamos encontrado ante situaciones", aseguró el director regional de la Conaf, David Jouannet. Asimismo, apuntó que "también hay departamentos de fiscalización, transporte de recursos madereros y no hemos visto corta de araucaria dentro de los últimos años, hemos tenido casos particularmente aislados y cuando se han detectado obviamente se han fiscalizado y hecho las denuncias correspondientes, pero no es el caso de ahora". "Hay una coordinación de Conaf con Carabineros para hacer rondas de fiscalización en algunos sectores donde puede ocurrir la extracción para su comercialización. Cuando va un turista y entra a un área silvestre protegida, ya sea un parque o reserva se le dice que puede llevar una cantidad determinada en una bolsa pequeña para su consumo personal y el sector de dónde puede sacar", indica la autoridad.

Finalmente, declara que "no sé cuál será la finalidad (del académico), incluso ha ido cambiando el discurso, primero se habló de una veda total, después se habló que para algunos y no para los indígenas". Por su parte, la presidenta del Colegio de Ingenieros Forestales, Viviana Lara, manifestó que si bien no conocen el estudio, "la encontramos medio alarmista porque no hay un estudio acabado de este tema. Hemos pedido en varias ocasiones si nos pueden mandar el estudio como para poder tener una opinión al respecto y la verdad es que no hemos tenido respuesta". Y explica: "Las araucarias no han disminuido su superficie. Esto es un tema cíclico del comportamiento de este tipo de especie, por ser milenaria. Este año es un año de poco piñón, pero es algo normal que se da cada cierto tiempo".

Fuente: Emol