Cuando niño lo veía siempre acompañado por los amigos de mi hermano mayor, el negro era un entusiasta del Centro de Estudiantes y participaba de los carnavales en forma activa. Un año o dos desapareció, no lo vi y me llamó la atención pues escuché que se había ido a estudiar para ser profesor; en aquellas época (años 50) eso era importante, daba estatus y mucho respeto. Recuerdo que sentí gran orgullo de saber que el negro sería profesor. En 1963 nos fuimos a vivir a Santiago y no lo vi más. 

SORPRESA!!, en SANTIAGO, en el teatro de la U. de Chile que queda en la calle Morandé casi esquina de la Alameda (Teatro Antonio Varas), vi unos tremendos posters, anunciando una obra de teatro que fue estrenada en el mundo entero con gran éxito.., se llamaba MARAT SADE, y allí vi una cara conocida..., ( era el año 1966), debo estar equivocado pensé, se parece al negro Muñoz..., aparecía en medio a muchos personajes pero se destacaba porque tenía los ojos enormemente abiertos y mostrando sus característicos dientes y con la cara bien colorada (el poster era a colores), parecía jugar con algo en las manos.

Me quedó la duda. Al año siguiente en 1967ingresé a la Escuela de teatro de la U. De Chile para una nueva carrera que duraría al principio solamente 2 años, allí formarían profesores como instructores teatrales, ya que el año anterior habían hecho una experiencia con profesores primarios (de sólo un año), y había sido tal el éxito que decidieron ampliar lo que fue un curso, para una carrera corta y luego para un tercer año de especialización (escenografía, iluminación, maquillaje, vestuario, actuación y Dirección...), para quien eligió dirección, que fue mi caso, se nos impartieron clases de periodismo investigativo, y se nos hizo participar de un taller de autores para aprender técnicas literarias de composición de roteros, guiones etc. con la afamada autora Isidora Aguirre quien fue mi profesora.
Importante es acotar que esta carrera acabó el 11 de septiembre de 1973, como muchas otras relacionadas a ARTES porque la dictadura las consideró subversivas ,marxistas y todo lo que se puedan imaginar.. 
Allí en ese mi primer año (1967), vi al Negro una noche en la escuela, había ido a ver amigos, matar nostalgias etc. Ese día él me confirmó que era él sí, quien había trabajado en la obra Marat Sade. Se lo presenté lleno de orgullo a varios amigos de curso (él había sido alumno el año anterior en la primera hornada).
En 1968 volví a Cañete y lo encontré ese verano ensayando una obra teatral, tenía como ayudante al Pituco (mi querido amigo de infancia, Jorge Valenzuela)..., en la obra me impresionó mucho una jovencita cañetina de apellido González que era hermana de Juan González,( compañero de escuela primaria y posteriormente carabinero en Santiago donde trabajaba en la dirección general de esa institución), ella tenía cualidades innatas para ser una extraordinaria actriz...
Quedé también inmensamente impresionado por la forma práctica, rápida, eficiente (hasta ahí no entendía que eso sí era TALENTO PURO), con que el negro ensayaba sus actores y la obra..., Yo estaba aprendiendo el método de Stanislavsky, y me acompañaba en esas vacaciones un colega de la escuela que se destacaba por sus enormes dotes de director, él (mi colega), no conseguía entender cómo el negro Muñoz conseguía usando la intuición y su propio método, resultados tan sorprendentes e inmediatos..., nos quedamos una semana a más de lo proyectado pues mi amigo se apasionó por una linda cañetina y Yo encontré una musa de mis sueños de infancia, con la cual a los sones de las música de ADAMO, soñé en días futuros a su lado(me fue mal), al conducirla a los compases de la música , por el living de la casa de nuestras comunes amigas, la Olguita Mellado y su hermana Irene.
No vimos la obra montada completa pues tuvimos que volver a Santiago (Yo trabajaba y se me acabaron las vacaciones). Ese verano el Chifla Olate se lució en el Estadio Municipal dirigiendo una obra con decenas de personajes al son de las música de PALITO ORTEGA : "Por favor no quiten las flores ( o no corten ¿)...,por favor, no las corten más..., tengo ganas de llorar" ..etc. etc.. La obra se basaba en Don Quijote de la Mancha y había suscitado acalorados alegatos en la Escuela 1 donde eran las reuniones, pues la Carmecita Jana y su hermana Chichina (Scarlet Jana), se oponían a que se hiciese mofa de tan importante personaje literario..., Yo les recordé en esa reunión que Mario Moreno ( Cantinflas), había hecho una película al respecto..., el Pelaíto Viveros ( Adrián), colocó fin a la discusión luego de un equilibrado raciocinio. 
Supe posteriormente que la obra teatral del Negro había sido de un éxito tremendo, muy aplaudida y que llenó de orgullo a los cañetinos pues su astro mayor que había triunfado en Santiago, una vez mas había demostrado dominar enteramente el tema teatral. NO SE PORQUE, pues no entiendo al destino, siempre y en la forma más inesperada, así como en los lugares menos imaginados, siempre nos encontramos con el Negro.
Parece mentira, pero al volver en dos o tres oportunidades del Brasil a Chile, y estando en calles santiaguinas, siempre encontré al Negro sin buscarlo..., o lo veía en Santiago o en Cañete. ARNOLDO MUÑOZ, GRAN Y QUERIDO AMIGO, estaba junto a mí y mis hermanos , cuando falleció mi madre, nos acompañó junto a varios otros cañetinos en el velorio y luego en el cementerio (El negro Cuevas les avisó a todos), así estaban: El Negro Muñoz, el Negro Cuevas, el Lalo Cuevas, El Pepe Rojas, El Checho Hermosilla, el Nelson Hermosilla (que postergó su viaje para Australia para acompañarnos), mis primas Sáez Silva (Hijas de Fabriciano Sáez).y claro todas mis primas cañetinas que viven en Santiago (Luisa Maldonado de Banda etc.)..
Volví a ver a Arnoldo Muñoz este año de 2006 en marzo en Cañete, estaba sentado en la plaza de armas junto a mi amigo GUERRERO (arrienda equipamientos de sonido), encontré al negro super melancólico y filosófico. Me contó que construyó una casa en Cañete. Eso me dejó muy feliz pues es mi sueño mas soñado. Espero poder ir a Cañete ( si DIOS QUIERE), a fines de enero o comienzos de febrero de 2007. Espero ver a mi amigo y decirle cara a cara, cuánto lo estimo, y cuánto ha sido importante para mí que me considere su amigo.
Ojalá que en Cañete aprovechen ( en el buen sentido), toda su sabiduría y experiencia, pues él tiene mucho todavía para aportar a nuestra ciudad tan amada. Aportar conocimientos, experiencia acumulada, cultura general. Ahora que está jubilado sería de gran valía para las personas que deseen aprender con él, etc. 
AMIGO ARNOLDO MUÑOZ, hasta luego, si Dios así lo quiere!.