Una querida amiga brasileña, me preguntó hacen algunos dias, si todavía habían cóndores, si era verdad que eran majestuosos, grandes, temibles..., y si era verdad que volaban velozmente. Eso me quedó en el subconciente, y un dia al final de tarde, volviendo por la carretera en dirección a mi casa, comencé a soñar despierto, a divagar, a viajar mentalmente... Estoy volando en dirección a Chile, entro por el norte y  veo en mi imaginación, el Morro de Arica (puedo sentir los gritos , las minas explotando, los tiros de fusil y la Bandera Chilena flameando en el tope del Morro), los recuerdos de su toma en la Guerra del Pacífico está vívida.

Continúo hacia el sur y paso por Pisagua, allí veo bien conservados por el caliche, los cuerpos de los torturados y fusilados en 1973, víctimas de la dictadura.
Iquique me parece super moderno y lindísimo, mi preocupación es rever la Escuela Santa Maria, palco de la masacre de los obreros en 1907 ( Y fueron 3500 dice la canción de la Cantata de Iquique de los Quilapayún), también quiero ver el Hotel Prat y la Hostería Cavancha donde pernocté varias semanas en el pasado.
La Portada de Antofagasta me parece el Arco del Triunfo de París..., paso por la Serena, Copiapó y el Valle del Elqui, en Vicuña. Veo a Gabriela niñita, haciendo sus primeros versos y prosas; voy para Vallenar y miro instintivamente hacia la Cordillera y el mar, ¡¡Dios Cómo están cerca!!, desde lo alto entre los morros y el mar hay apenas una línea de tierra.
Llego a Viña y a Valparaíso, canturreo o silvo : -  Del Cerro de los Placeres, Yo me pasé al Barón, Avda. Pedro Montt.. ,el valsesito me acompaña por algún tiempo.
Sobrevuelo por Santiago, pierdo altura en San Miguel y los busco queriendo darles uma sorpresa ( ???) No están.!!.., levanto vuelo en altura y paso raudo por Rancagua, San Fernando, Curicó, Talca, Chillán y llego a Concepción...., pierdo altura y me acerco a lãs calles San Martín con Arturo Prat ( allí tampoco están !!), voy a Chiguayante, Lorenzo Arenas, San Pedro ( Y no están !!)..., voy a Coronel y Lota ( Y no están !!) Sin saber cómo ni porqué pasa por mi mente mi primera infancia; allí me veo jugando en Lota, en Tomé, en Arauco..., paralelamente los busco con ansiedad y tampoco los veo ni los encuentro. Levanto vuelo y en alta velocidad me voy a Cañete...., los busco en la calle Segundo de Línea esquina de Esmeralda..., ¡¡ No están !!. Voy a Santa Isabel, a Tranaquepe, a Ponotro, a Quilihue., a Huillincó.., vuelo alto y rápido a Quidico... ¡¡y no están!!.
Entro en desesperación ( casi sin darme cuenta estoy casi a 140 Km. por hora)....., de repente mi sueño y mi loca corrida es interrumpida por policías de carretera..., me hacen señales y me indican que pare en la berma. Me piden los documentos, los revisan, uno al lado de la ventana, el otro va por detrás a conferir patente etc...: - ¿Por qué estaba corriendo tanto ? , me pregunta uno de ellos...., aturdido le respondo : - ¿¿Corriendo ??...¿¿yo?? ..., Yo estaba volando !!, se miran, me miran..., sin entender...,cómo dijo Sr.?? Se siente bien ??: - No los encontré..., respondo aún con la mente en mi sueño de soñar despierto. Los policías se miran, me miran, y uno se me acerca comprensivo : - ¿No encontró qué ?? ¡¡Explíqueme !! ¿No encontró qué ?. Ahora sí, caí en la real e intento explicarme : - Sabe, Sr. Policía..., yo estaba volando por los cielos de Chile y los busqué desesperadamente, y no los hallé, y corrí y escudriñé cada rincón , y no los encontré...: - ¿No encontró qué o quién? , pregunta curioso e incómodo....: - MI LAURA, Sr. Policía, ni MI LAURA, NI MI JOSÈ MIGUEL !!! espeto alto, rápido, angustiado!!.....Talvez..., talvez...( murmullo y lloro sin poder contenerme), lágrimas corren por mi rostro..., el policía, comprensivo se percata de mi estado ausente; coloca la mano sobre mi hombro, le pide a su compañero una cantimplora y me ofrece agua...: - Cálmese amigo me repite comprensivo..., y cuénteme. Allí le repito la historia del Cóndor y le agrego : - Sabe Sr. Policia, ahora es todo diferente, ya no están y duele mucho..., sabe, yo soy Chileno, vivo aquí hace 31 años. :- ¿Eran quiénes ? pregunta curioso. : - Mi padre y mi madre !! sabe, es que ya se fueron, pero están vivos aquí ( indico mi cerebro), así como mi Chile, sus ciudades, Cañete, mi tierra de mi infancia. Es demasiado fuerte para mí... ambos me llenan de preguntas, quieren saber más de Chile ( en verdad son profesionales excepcionales que están intentando calmarme), el más viejo me dice : - Los míos también ya se fueron..., Yo lo entiendo amigo !!. Me devuelven los documentos después de cercionarse que he vuelto a lo normal ( creo que pasaron unos 20 a 30 minutos) Me aconsejan no correr, me piden llame al teléfono de su cuartel ( en la ciudad de Tatuí), cuando llegué a mi casa ( así lo hice..., y hablé con el superior para agradecer y felicitar tan experientes profesionales).
Volar y soñar a veces es necesario, volar y soñar por los cielos de Chile, es maravilloso, volar como un Cóndor ; eso es sublime...