Es ejemplo para las generaciones que se levantan con esfuerzos y tenacidad. Sirve el cargo de Secretario del Agrónomo Provincial y se ha hecho un experto en dactilografía y secretaría en general.
Está en la oficina desde 1944, cuando yo me di cuenta que era un joven que bien guiado, podría ser un buen empleado. No me equivoqué, es sobrio, muy buen hijo y esposo y ya tiene dos criaturas que alegran su amable hogar.

Es económico y tiene bien raíz y es muy buen dueño de casa. Como hermano también es excelente y ha sido el verdadero esposo y padre en su hogar, desde que empezó a ganarse la vida. Bombero y corresponsal de diarios; radical y elemento muy trabajador, sabe ir siempre más arriba. Bien se lo merece.