Los primeros que llegaron a Chile fueron el muy recordado don José y don Esteban, ambos fallecidos ya, el primero en Temuco y el segundo en Cañete, cuando estaba sirviendo de empleado en la hacienda Antiquina de las hermanas Harismendy (que también tienen otros fundos como “Choque”.
Son hijos de don Esteban Irazoqui Endara y de doña María Errandonea Argaya. Don José se distinguió por su intenso amor al trabajo y a su hogar; era gentil, muy servivial, de gran corazón y caballerosísimo para estar de charla con él; tenía gran simpatía personal y en Cañete dejó recuerdos imborrables entre los numerosos amigos que tuvo.
La hacienda “Antiquina” le debe mucho a su esfuerzo e inteligencia. Tuvo el fundo “El cortijo” cuando era la firma “Otondo-Irazoqui y Galilea”. Era casado con la respetable dama señora Marta Zozaya, chilena, de Temuco. Su bella hija, María (Marichu) de hoy, año 1961 de 22 años de edad, estudia Ingeniería Química en la Universidad de Concepción. 

Don Emiliano, y su simpatiquísima esposa, verdadero tipo de española, con garbo y falero, llegaron a Chile el 22 de febrero de 1952 y se radicaron en Cañete, siendo él, administrador de la hacienda “Caicupil” que arrendaba don Roberto Parant (casado con una de las hermanas Eyheramendy) a don Manuel Cáceres. La esposa de don Emiliano se llama Victoria Ciganda Legarreta y tienen un primor de hija, la Carmen Gloria (la Camencha) muy habilidosa y de mucha hebra española. Tiene ahora ya cuatro años y sus padres, 47 él y ella, la que representa... que disimula mucho con su simpatía y buen humor. Él es natural de Vera de Bidasca y ella de Santa Esteban (España). Actualmente tienen el hotel España en Nacimiento y cuando les encontré, tuve una inmensa alegría, pues me recordé lo cariñosos que siempre fueron cuando yo pasaba, en mis recorridos a caballito por esos pagos. ¡Qué recuerdos tuve al pensar en Cañete donde tantos discursos patrióticos, rotarios, políticos y bomberiles quedaron esparcidos!... 
La señora Victoria tiene la suerte de tener su madre viva en Santa Esteban. Esa señora se llama María Ignacia Legarreta y el papá de doña Victoria, es don Pedro Mari Ciganda Larrea, fallecida ya. 
Rindo, en ellos, un homenaje de simpatía a todos los españoles avencidados en la provincia de Arauco, porque siempre son prenda segura de trabajo y progreso.